Tulipomanía

En el siglo XVII, durante la llamada “tulipomanía”, estas plantas importadas de la Península de Anatolia (Turquía) y Asia Central causaron verdaderos estragos financieros al ser objeto de la especulación financiera. Se llegó a crear una burbuja con su posterior crisis económica en los Países Bajos, donde la gente estaba dispuesta a endeudarse y vender sus posesiones más preciadas por conseguir los bulbos de los tulipanes más llamativos, que florecían dos semanas al año, tal era la pasión de los holandeses por esta planta.

En “A tu capricho” disfrutar de la belleza de los tulipanes, gracias a una taza de cerámica reciclada, tiene el valor de una floración permanente en forma de coquetas piezas de bisutería.

Más en Flickr.

***

Pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *