Alivio de luto

luto victoriano pendientes2

Siempre pienso en la época victoriana con una mezcla de fascinación y horror. Imagino un tiempo en el que se desarrollaron las artes y las ciencias, y que dio algunos de los literatos más importantes de la historia, pero también en la represión de libertades que conllevó.

Uno de los aspectos que más me impresionan es la moda, plagada de sombreros de copa, miriñaques y corsés, y cuyo estilo se ha reciclado en los siglos XX y XXI gracias a los movimientos gótico y steampunk. Sin embargo, los corsés de aquel entonces poco tenían que ver con los actuales, y estaban hechos para oprimir la cintura y realzar el busto de manera antinatural, hasta el punto en que era natural desmayarse por falta de aire, y que tenía terribles consecuencias médicas.

Sin embargo, como he dicho, hay cosas también que me gustan. Una de ellas es la joyería de luto. Se dice que la reina Victoria la puso de moda cuando murió su marido Alberto en 1861. En aquella época, el luto era todo un ritual que implicaba estrictos cambios en el comportamiento y la vestimenta para evidenciar el estado de tristeza por la muerte de un ser querido. Cualquiera que osara actuar contracorriente era condenada a la crítica.

Dado que Victoria era el modelo a seguir para la sociedad, las mujeres de clase alta pronto copiaron su manera de llevar el luto. Las ropas se teñían de negro para simbolizar la falta de luz, y se cambiaba la joyería habitual por piezas más sencillas de color negro, hechas en azabache, ebonita o vidrio. En los collares era muy habitual colocar un colgante que podía abrirse para guardar en él algún recuerdo del difunto.

luto victoriano pendientes

También existía el llamado medio luto (alivio) para después del luto completo, que por cierto ha dado nombre a un tipo de mariposa, y que es el que ha inspirado estos dos pares de pendientes. En este caso, se llevaban prendas de color negro combinadas con otras de blanco o gris.

Para apreciar mejor la colección, Flickr DaWanda.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es