Archivo de la categoría: Uncategorized

Colores de Malta

portada

Malta es un pequeño archipiélago situado en el centro del Mediterráneo, entre Sicilia y África. Pese a pertenecer a Europa, tiene detalles que se hacen, de manera irremediable, exóticos al viajero. Debe de ser por la mezcolanza de culturas y etnias que dieron lugar a este pueblo, hospitalario a pesar de haber sido víctima de razzias e invasiones durante siglos.

Hay algo de carácter fenicio en el profundo amor que sienten los malteses por los gatos, que corretean a sus anchas por las calles de La Valletta sin dueño pero sin hambre, un cariño que puede parecer excesivo. Sin embargo, existe una muy buena explicación para tal devoción: gracias a ellos, las islas se han salvado de varias epidemias que traían las ratas en los barcos.

Cuando uno se interna en La Valletta por primera vez, dejándose conducir por estos cicerones felinos, sorprenden dos cosas: la primera es la belleza decadente de la mayoría de las fachadas, de estilo barroco; la segunda, la intensa luz del Mediterráneo, que intensifica cada pincelada de color.

DSC_0521

El amarillo es omnipresente, y se puede encontrar no sólo en el sol, sino también en la pintura de los típicos barcos de pesca, los luzzu, decorados con el Ojo de Osiris (tradición heredada del pueblo fenicio), para alejar el mal de ojo.

El rojo, o mejor dicho, la gama de ocres y naranjas, es más visible en los edificios y las murallas más antiguas, así como en las playas de roca, donde hace cinco siglos desembarcaban los turcos con intención de unir este pequeño archipiélago al Imperio Otomano, y donde ahora toman el sol los turistas, contagiados por el ritmo lento que tienen allí las cosas y las personas. Todo tiene su propio tempo en el Mediterráneo.

_DSC0204

DSC_0444

Por supuesto, además de por su contribución a la Historia (Voltaire llegó a decir que “nada se conoce tan bien como el Asedio de Malta”), y como ya he mencionado antes, el archipiélago es famoso por la calidad de sus playas y aguas, que hoy en día no atraen a piratas berberiscos, sino a viajeros. El azul de la más pura tonalidad turquesa puede encontrarse en la isla de Comino, donde las barcas parecen flotar por encima de los bancos de peces, mientras el perfil de la isla de Gozo se recorta al fondo, sembrado de rocas agrestes y torres de iglesias barrocas.

DSC_0518

Después de pasar ocho meses entre casas llenas de balconadas, retratos de ilustres caballeros de la Orden de Malta, templos y catacumbas dedicados a cultos ya perdidos en el amanecer de los tiempos, santos protectores dentro de sus hornacinas en cada hogar, deliciosos pastizzi y cannolli de queso ricotta y un lenguaje que parece una endiablada mezcla de árabe, italiano y francés, puedo decir que Malta ha sido mi segundo hogar, y que algo de este país se ha quedado en mí para siempre. Es por ello que, poco después de llegar, no he podido evitar hacer algunas pulseras pensando en los vivos colores que vi allí. Podéis llamarlo nostalgia.

pulsera malta

 

pulsera malta2

En breve actualizaré la tienda de Dawanda con las últimas novedades.

Hasta entonces, Narak dalwaqt!, ¡Hasta pronto!

 

Galanterías

A veces las cosas más bellas se esconden en los detalles.

Valga como ejemplo un viejo mueble familiar de los años 50. Con el paso del tiempo se había quedado anticuado, su estética no encajaba con la del resto de la casa. Y sin embargo, seguía siendo práctico y estaba en perfecto estado, por lo que tirarlo a la basura no era viable.

¿Qué hacer con él? Lo primero fue averiguar qué era aquello que desentonaba, los toques barrocos que habían pasado de moda, y que transformaban el mueble por completo: unos medallones de porcelana con escenas galantes. Et voilà, se obró el cambio: los pastorcillos y sus marcos metálicos pasaron a mejor vida y fueron sustituidos por una generosa capa de pintura blanca.

Si digo que pasaron a mejor vida fue precisamente porque vinieron de perlas para hacer unos broches y colgantes que permitieron su reutilización. Sus tiempos de adornar aquella mesa ya terminaron, pero, ¿quién sabe? Tal vez ahora puedan decorar una chaqueta o abrigo, antes de que pase definitivamente la época de las nieves y el frío.

colgante galante2

De esta pequeña herencia familiar ha surgido la colección “Galanterías”, que podéis disfrutar al detalle en el álbum de Flickr.

colgante-broche galante

Esto y mucho más en la tienda DaWanda.

***

Contacto: abalorios.capricho@gmail.com

Memento mori

Después de estar liada con cuestiones varias, por fin he sacado tiempo para mis abalorios. He llegado tarde a Halloween, al Día de los Muertos mexicano y al de Todos los Santos, pero la verdad es que cualquier momento es bueno para lucir unas sonrientes calaveras, como las de los pendientes “Skulls”.

La calavera me parece un motivo muy estético, al margen de las connotaciones que pueda tener. Además, siempre me gustó el estilo gótico, por lo que he pretendido hacerle un humilde homenaje con estos tenebrosos a la par que simpáticos pendientes.

Desde que surgió en la década de los 80, la subcultura gótica ha ido evolucionando, tanto en maneras de vestir como en música.  Uno puede encontrar adolescentes neovictorianas, con sus corsés y guantes de encaje, leyendo cuentos de Poe, o amantes de la variante cybergoth, con rastas de colores fluorescentes y gafas cyberpunk. Pero por debajo de los tópicos no hace falta estar atado a la moda para disfrutar de lo que ofrece esta tribu urbana, tan variada y compleja tras la fachada.

Como colofón, un clásico de Bauhaus, Bela Lugosi’s Dead, canción que apareció en la secuencia inicial de El ansia (Tony Scott, 1983), donde Catherine Deneuve interpretaba a una elegante vampira, acompañada en sus cacerías por David Bowie: http://bit.ly/qBdoey.

También en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com