Colores de Malta

portada

Malta es un pequeño archipiélago situado en el centro del Mediterráneo, entre Sicilia y África. Pese a pertenecer a Europa, tiene detalles que se hacen, de manera irremediable, exóticos al viajero. Debe de ser por la mezcolanza de culturas y etnias que dieron lugar a este pueblo, hospitalario a pesar de haber sido víctima de razzias e invasiones durante siglos.

Hay algo de carácter fenicio en el profundo amor que sienten los malteses por los gatos, que corretean a sus anchas por las calles de La Valletta sin dueño pero sin hambre, un cariño que puede parecer excesivo. Sin embargo, existe una muy buena explicación para tal devoción: gracias a ellos, las islas se han salvado de varias epidemias que traían las ratas en los barcos.

Cuando uno se interna en La Valletta por primera vez, dejándose conducir por estos cicerones felinos, sorprenden dos cosas: la primera es la belleza decadente de la mayoría de las fachadas, de estilo barroco; la segunda, la intensa luz del Mediterráneo, que intensifica cada pincelada de color.

DSC_0521

El amarillo es omnipresente, y se puede encontrar no sólo en el sol, sino también en la pintura de los típicos barcos de pesca, los luzzu, decorados con el Ojo de Osiris (tradición heredada del pueblo fenicio), para alejar el mal de ojo.

El rojo, o mejor dicho, la gama de ocres y naranjas, es más visible en los edificios y las murallas más antiguas, así como en las playas de roca, donde hace cinco siglos desembarcaban los turcos con intención de unir este pequeño archipiélago al Imperio Otomano, y donde ahora toman el sol los turistas, contagiados por el ritmo lento que tienen allí las cosas y las personas. Todo tiene su propio tempo en el Mediterráneo.

_DSC0204

DSC_0444

Por supuesto, además de por su contribución a la Historia (Voltaire llegó a decir que “nada se conoce tan bien como el Asedio de Malta”), y como ya he mencionado antes, el archipiélago es famoso por la calidad de sus playas y aguas, que hoy en día no atraen a piratas berberiscos, sino a viajeros. El azul de la más pura tonalidad turquesa puede encontrarse en la isla de Comino, donde las barcas parecen flotar por encima de los bancos de peces, mientras el perfil de la isla de Gozo se recorta al fondo, sembrado de rocas agrestes y torres de iglesias barrocas.

DSC_0518

Después de pasar ocho meses entre casas llenas de balconadas, retratos de ilustres caballeros de la Orden de Malta, templos y catacumbas dedicados a cultos ya perdidos en el amanecer de los tiempos, santos protectores dentro de sus hornacinas en cada hogar, deliciosos pastizzi y cannolli de queso ricotta y un lenguaje que parece una endiablada mezcla de árabe, italiano y francés, puedo decir que Malta ha sido mi segundo hogar, y que algo de este país se ha quedado en mí para siempre. Es por ello que, poco después de llegar, no he podido evitar hacer algunas pulseras pensando en los vivos colores que vi allí. Podéis llamarlo nostalgia.

pulsera malta

 

pulsera malta2

En breve actualizaré la tienda de Dawanda con las últimas novedades.

Hasta entonces, Narak dalwaqt!, ¡Hasta pronto!

 

Sail away


chinesco

 

Cuando iba al colegio, me parecía que el mundo era grande, inabarcable. Miraba los mapas y me dejaba hechizar por la música que tenían los nombre de algunos países y ciudades, y me preguntaba cómo serían las gentes y los paisajes de allí.

Después, al fenómeno de crecer viene aparejado otro muy curioso que todos hemos vivido, por el cual las cosas de alrededor que antes nos parecían inmensas ahora nos resultan más pequeñas. Hay una oposición entre lo que recordábamos y lo que volvemos a experimentar, ya como adultos. Así, tal habitación tenía menos metros cuadrados de lo que pensábamos, aquella persona que tanto nos imponía se nos hace menuda, y el globo terráqueo, gracias a las comunicaciones actuales y a Internet, nos parece una cáscara de nuez.

Voy a recorrer una gran distancia de aquí a unos días, y viviré en otro país durante varios meses. Mis nuevas responsabilidades me obligan a dejar este blog en stand-by al menos hasta que vuelva. Espero que el mundo no me resulte ni tan inabarcable como cuando era pequeña, ni tan diminuto que termine por aburrirme.

Antes de poner un punto y seguido en este blog para vivir mi nueva aventura, me gustaría daros las gracias por haberlo seguido desde sus inicios y por haber adquirido algún capricho en él. Para mí ha supuesto entretenerme con un hobby con el que no dejaba de aprender (como cuando adquirí cerámica Satsuma o la figurita de Liebermann).

Como aún quedan caprichos en stock y cuando me vaya no será posible hacer envíos, os invito a que paséis por la página de Facebook por si os interesa algún artículo. En caso de que sea así, podéis mandarme un privado o escribirme a abalorios@atucapricho.es

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.585530504836684.1073741826.240659569323781&type=1

last

 

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

Alivio de luto

luto victoriano pendientes2

Siempre pienso en la época victoriana con una mezcla de fascinación y horror. Imagino un tiempo en el que se desarrollaron las artes y las ciencias, y que dio algunos de los literatos más importantes de la historia, pero también en la represión de libertades que conllevó.

Uno de los aspectos que más me impresionan es la moda, plagada de sombreros de copa, miriñaques y corsés, y cuyo estilo se ha reciclado en los siglos XX y XXI gracias a los movimientos gótico y steampunk. Sin embargo, los corsés de aquel entonces poco tenían que ver con los actuales, y estaban hechos para oprimir la cintura y realzar el busto de manera antinatural, hasta el punto en que era natural desmayarse por falta de aire, y que tenía terribles consecuencias médicas.

Sin embargo, como he dicho, hay cosas también que me gustan. Una de ellas es la joyería de luto. Se dice que la reina Victoria la puso de moda cuando murió su marido Alberto en 1861. En aquella época, el luto era todo un ritual que implicaba estrictos cambios en el comportamiento y la vestimenta para evidenciar el estado de tristeza por la muerte de un ser querido. Cualquiera que osara actuar contracorriente era condenada a la crítica.

Dado que Victoria era el modelo a seguir para la sociedad, las mujeres de clase alta pronto copiaron su manera de llevar el luto. Las ropas se teñían de negro para simbolizar la falta de luz, y se cambiaba la joyería habitual por piezas más sencillas de color negro, hechas en azabache, ebonita o vidrio. En los collares era muy habitual colocar un colgante que podía abrirse para guardar en él algún recuerdo del difunto.

luto victoriano pendientes

También existía el llamado medio luto (alivio) para después del luto completo, que por cierto ha dado nombre a un tipo de mariposa, y que es el que ha inspirado estos dos pares de pendientes. En este caso, se llevaban prendas de color negro combinadas con otras de blanco o gris.

Para apreciar mejor la colección, Flickr DaWanda.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

 

Ruska, el efímero paisaje del bosque otoñal

ruska pendientes2

[Recomiendo escuchar Last of the Wilds, de Nightwish, para mayor disfrute de este post.]

Cuando tratamos de comunicarnos con alguien cuya lengua materna y cultura son tan distintas de las nuestras, a menudo nos topamos con nuestras propias limitaciones a la hora de querer traducir un concepto cotidiano para nosotros, pero que puede resultar desconocido para esa persona. En este mundo de Babel, fragmentado en miles de idiomas diferentes, uno de los problemas más frecuentes es aquél que los angloparlantes han bautizado como lost in translation, “perdido en la traducción”.

Hay frases o palabras que no tienen equivalente en otra lengua. Por ejemplo, los sami de Escandinavia tienen al menos 180 palabras para denominar diferentes estados de nieve y hielo. Para los pueblos del sur de Europa, en los que la nieve es un fenómeno limitado a dos o tres ráfagas siberianas que hacen su aparición en febrero (y eso con suerte si se vive en la costa), los copos son algo tan pragmático como agua en estado sólido. Pero para un pueblo acostumbrado a ver la variabilidad en los paisajes nevados, y cuya forma de vida está ligada a la naturaleza y la meteorología, la nieve es todo un mundo que requiere un amplio vocabulario para expresar su complejidad.

En relación a Finlandia (por cierto, uno de los países en los que habitan los sami), existe una palabra finesa para denominar el efímero paisaje otoñal que se produce en septiembre, el de los bosques de hojas amarillas, azules y coloradas antes de caer: la ruska.

La ruska es propia de los bosques lapones y dura un mes escaso, pero en su brevedad ofrece una impactante paleta de colores al espectador. En el país de las auroras boreales es tan popular que se organizan excursiones para admirar este fenómeno antes de la llegada del invierno. En cierto modo, me recuerda a la celebración del florecimiento de los cerezos (sakura) en Japón, durante la primavera.

ruska

Con la llegada de septiembre, y ante mi incapacidad para encontrar una palabra en español que equivalga a todo lo que quiere expresar ruska, os presento esta pequeña colección de colgante y pendientes en tonos de rojo, color sin duda muy adecuado para este breve pero intenso otoño.

ruska pendientes

Podéis disfrutar de estos caprichos otoñales en Flickr DaWanda.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

Dobles parejas

No todo lo encontrado en el rastro fue una figurita de Liebermann. La última compra dio mucho de sí; terminé acumulando al menos una docena de platos de diferentes diseños y tamaños, lo que me hace reflexionar sobre aquello de que los desperdicios de una persona pueden ser el tesoro de otra.

doblepareja4

 

Es increíble la variedad de colores y dibujos que pueden ser aprovechados de un par de platos de cerámica, si se rompen de forma adecuada; platos que ya cumplieron con su cometido de recipiente para terminar abandonados en una nave industrial, acumulándose en torres.

doblepareja3

 

Con las herramientas adecuadas y un poco de ojo, es posible convertirlos en pequeñas joyas como estas.

doblepareja

 

 

Podéis disfrutar de estas dobles parejas en Flickr DaWanda.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

Liebermann y la tortuga

Los rastros nunca dejan de sorprenderme, ya sean tiendas de segunda mano de una calle cualquiera o naves de un polígono a las afueras de la ciudad, con sus tejados recalentados de uralita. El encanto del rastro es encontrar el Santo Grial en medio de la entropía, la pieza que encaja con lo que quizá necesitábamos sin buscarlo de manera consciente, como si el azar moviese los mecanismos para hacer posible ese encuentro entre el sujeto y el objeto.

La vida está hecha en parte de coincidencias, y la última pieza de porcelana que encontré habla de mi encuentro fortuito con el escultor Ferdinand Liebermann, pese a que nunca tendremos ocasión de conocernos personalmente. Porque Liebermann (1883-1941), uno de los escultores más destacados de Art Nouveau en Alemania, murió antes de que finalizara la Segunda Guerra Mundial.

liebermann

Como sucede a menudo con los creadores de talento, Liebermann sigue viviendo actualmente a través de sus obras. Estudiante de la Academia de Arte de Múnich, colaboró con la marca de porcelana Rosenthal, y posteriormente recibió encargos de parte del estado para realizar bustos y esculturas en la época del Tercer Reich.

Nada de esto sabía yo cuando me topé hace una semana, en uno de los rastros que me gusta frecuentar, con una figurita de porcelana, cuyo estilo recordaba a las de Lladró, y que representaba a un pequeño fauno tocando la siringa subido a una tortuga. Desde mi criterio estético, debo reconocer que al primer vistazo me pareció una obra cursi. Pero el buen estado de conservación picó mi curiosidad, y al darle la vuelta descubrí un sello en la base que, estaba segura, tendría que ser importante.

liebermann sello

Me llevé la figurita a casa por un euro y me puse a investigar de inmediato. Las creaciones de Libermann para Rosenthal son codiciadas por muchos coleccionistas de arte, y pueden encontrarse en el mercado online por varios cientos de euros. Sí, había dado con el Santo Grial.

Desde luego, no es mi intención romper la figurita para hacer colgantes ni nada por el estilo. Pero la satisfacción es otra: tener entre las manos un pedazo de historia del arte, y tener la certeza de que pueden encontrarse tesoros ignorados por muchos a cambio de una moneda.

 

Si queréis saber más sobre Liebermann, aquí hay un enlace muy interesante sobre su obra.

Y por supuesto, Google tiene una buena colección fotográfica de sus obras.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

Amarillo

Nunca me gustó de manera especial el amarillo, ni en la ropa, ni en el cabello, ni en objetos de uso cotidiano. Por supuesto, siempre ha sido un color práctico dentro de la gama cromática, pero por algún motivo me parecía demasiado brillante, demasiado vivo y demasiado electrizante. Mis preferencias iban más hacia tonos más apagados, complementados con azules y rojos. Pero cuando vi las cerámicas que voy a mostrar a continuación, me dejé seducir por la luminosidad del amarillo, que me hablaba de sol, de limoneros, de girasoles y, en definitiva, del verano.

pendientes amarillo fluor

Alguien me explicó una vez que los colores transmiten energía, y viendo estos pendientes no puedo dudarlo. El color amarillo siempre ha estado asociado a la alegría y la vitalidad en su vertiente positiva, pero también simboliza la envidia, al igual que el verde, cuando se presenta en un tono apagado.

yellow pendientes

Para Goethe, en su obra Teoría de los colores, publicada en 1810, el amarillo es el color de la pureza y de la belleza. Sin duda transmite luminosidad, por lo que me parece de lo más adecuado lucir estos pequeños caprichos en la época estival. Espero que caigáis en esta colorida tentación tanto como yo lo he hecho.

Podéis disfrutarlos al detalle en Flickr y DaWanda.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

Castillos en el aire

castle

¿Qué es un castillo? Una fortaleza militar, situada en un alto, un conjunto de piedra concebido para repeler el ataque enemigo. Pero para la imaginación popular es algo más: el destino del héroe al final de su camino, que debe enfrentarse al dragón en sus fosos antes de llegar a su meta, rescatar a la princesa u obtener la sabiduría. ¿Quién no ha soñado con castillos en su infancia, o los ha visto en películas de animación?

Para Kafka, el castillo supone, en su obra homónima, la alegoría de un sistema opresivo y burocrático, totalmente desprovisto de humanidad. Todos los esfuerzos que hace K., el protagonista, por entrar en la fortaleza, simbolizan la imposibilidad y la frustración de encajar en ese mismo sistema.

Por eso, el castillo es siempre algo más: nuestro lugar legendario favorito. En A tu capricho ahora es un anillo con el que soñar sobre paisajes medievales y absurdos modernos. Porque no hay nada más atemporal que un edificio que se mantiene en pie durante siglos, y que continúa asombrándonos hoy en día con su misterio.

castillo

 

Más en Flickr y DaWanda.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

Atucapricho.es

Como prometí la semana pasada, he hecho los deberes y he terminado la mudanza. A tu capricho tiene ya dominio y hosting propios, y una nueva URL:

http://atucapricho.es

wpnew

Igual que trasladarse de casa lleva su tiempo, aún quedan retoques por hacer en la nueva web, pero mientras tanto espero que la disfrutéis tanto como yo, y que apuntéis la nueva dirección, ya que las actualizaciones se harán aquí a partir de ahora.

Ha cambiado también la dirección de e-mail para peticiones y preguntas:

abalorios@atucapricho.es

Un saludo y bienvenidos de nuevo :).

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

No es un adiós, es un hasta pronto

colgante con fondo blanco 2

Soy consciente de que llevo mucho tiempo ausente y que debo una actualización. Por una parte, deberes ajenos a este blog me han obligado a centrarme en otras cosas; por otra, estoy preparando una web con dominio propio de A tu capricho, donde a partir de muy pronto empezaré a colgar las novedades, como hasta ahora.

Sí, ¡A tu capricho tendrá dominio y hosting propios!

De momento, me queda la ingrata tarea de ponerlo todo a punto para inaugurar la web la próxima semana. Estad conectados hasta entonces.

Y para que el dulce no se amargue con la espera, os dejo la última colección de colgantes de verano.

colgante con fonco blanco

¡Hasta la semana que viene, caprichosos!

***

Contacto: abalorios.capricho@gmail.com

Complementos de material reutilizado