Archivo de la etiqueta: alambre

El mito de Eostre

Eostre era la diosa de la fertilidad en la tradición germánica y anglosajona según algunas fuentes. Su festividad tenía lugar el 21 de marzo, es decir, en el equinoccio de primavera. Esta celebración suponía un renacimiento de la vida allí donde meses atrás había reinado el frío de las nieves y la aridez. Aún hoy en día, ciertas religiones neopaganas la veneran, y existe un cierto debate no aclarado sobre la veracidad de su veneración en el mundo antiguo, pues hay quienes afirman, al carecer de fuentes como eddas o poemas en su honor, que se trata de un mito moderno, como el héroe celta Fionn mac Cumhaill.

A Eostre se la asociaba con los huevos y los conejos (símbolo de fertilidad que ha llegado hasta nuestros días en forma de dulce), así como las flores. ¿Qué mejor signo de la nueva vida que trae la primavera que las flores? También los griegos tenían su mito acerca del porqué de esta estación del año. Para ellos era Deméter, diosa de las cosechas y la vegetación, quien, abatida por la pérdida de su hija Koré (secuestrada por Hades, dios de los infiernos, y rebautizada como Perséfone) desatendía sus labores mientras la buscaba, lo que impedía que la tierra fuese fértil. Sólo cuando finalmente la recuperó permitió que volvieran los brotes y germinasen las semillas.

Los motivos de las flores han sido la inspiración de esta nueva colección, tan colorida y desenfadada como la primavera misma.

Las flores tienen múltiples usos sociales: las lleva la novia en las bodas tradicionales, y también acompañan al difunto en forma de coronas. Frente a las naturales, las de A tu capricho tienen la ventaja de no marchitarse y lucir siempre como el primer día.

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Sublimación

Lo confieso: he experimentado un caso de sublimación.

En el psicoanálisis freudiano, la sublimación aludía al hecho de dirigir un deseo que no puede satisfacerse hacia una actividad más elevada y en ocasiones menos censurable. Es decir, se trata de un mecanismo de compensación para esquivar la frustración y alcanzar la felicidad, a un nivel menos elemental. Freud afirmaba que la sublimación era la base de la civilización, del arte, la ciencia o la religión, entre otras cosas.

Desconozco cuánto pueden estar de desfasadas las ideas del vienés hoy en día, pero como decía no puedo evitar traer a la memoria lo poco que conozco en realidad de su obra para hablar de este caso.

Tenía planeada una ruta por tierras asturianas para estas vacaciones, para degustar, entre otras cosas, la sidra y el arte prerrománico. Al final no pudo ser, y pese a que no puedo quejarme de la escapada, se me quedó la espinita clavada.

Como método de compensación, y con el prerrománico en mente, llegué a las cruces después de trastear con las cerámicas.

Debe de haber sido un deseo muy fuerte el mío, porque al final, pese a no apreciar la estética de este símbolo, me ha dado bastante fuerte por el tema, y durante los días de reposo he hecho cosas como ésta:

¡Espero que para la próxima escapada las circunstancias me sean propicias para visitar Asturias!

Y para el que quiera ver más diseños, en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Nostalgia

“Teddy también me habló de crear un vínculo con el producto: la nostalgia. Es delicado pero potente. Teddy me dijo que, en griego, ‘Nostalgia’ significa el dolor de una vieja herida. Es un dolor de corazón, mucho más intenso que un recuerdo”.

 Mad Men

Don Draper, el aparentemente triunfador publicista de esta serie de ficción, se refería con estas palabras a una emoción que todos hemos experimentado alguna vez: el anhelo de volver a un tiempo pasado que, aparentemente, fue mejor. Para unos puede ser una infancia idealizada, para otros un amor que fracasó, y hay quienes lo dirigen a un país o lugar en concreto donde fueron felices durante su tiempo de estancia.

Si no nos dejamos desbordar por ella, la nostalgia puede ser un vehículo perfecto para viajar por nuestras memorias. Se parece un poco a abrir un viejo libro y releer esas frases que antes nos resultaron novedosas, pero que ya forman parte de nosotros mismos.

Sin embargo, no hay que dejarse atrapar por esta emoción, que puede ser tramposa. Después de todo, vivimos en el presente, y muchas veces ese pasado perfecto no es más que una idealización por el miedo al futuro y los cambios.

La cerámica es un material que apela mucho a la nostalgia y habla de tiempos pasados, por eso me gusta trabajar con ella y traer los buenos recuerdos que parece sugerir al presente.

Image

Image

Image

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Inspiración

Ya he hablado anteriormente de cómo las pequeñas cosas pueden embellecer la vida e incluso endulzar algunas amarguras que a veces nos presenta. Supongo que la creatividad puede ser también un consuelo en esas ocasiones, aunque a veces demasiado análisis no hace sino cargar las tintas en el lado oscuro de la existencia.

Puede haber también un arte ornamental, superficial si se quiere llamarlo así, porque en apariencia está más ocupado de las formas que de los mensajes. Pero ese arte que alegra la vida puede resultar balsámico y reconciliador.

El escapismo es una herramienta a la que la mente humana recurre para evadirse de una situación incómoda, aburrida o triste. Hasta hace poco, se creía que soñar despierto podía llegar a ser una patología, pero hoy en día se valora esta habilidad del cerebro para divagar, que puede llegar a influir en la creatividad.

Aquí presento la nueva colección, “Space”, en espera de que pueda animar, aunque sea un poco, a algún lector en búsqueda de distracción y coquetería.

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Crisis? What crisis?

Para muchos, el año nuevo que ha empezado es sinónimo de crisis, especialmente la económica. Sin embargo, la famosa crisis que nos rodea como una niebla, y que no alcanzamos a comprender por muchos datos y porcentajes que se nos ofrezcan, es en mi opinión algo que va más allá de la avaricia y la especulación. Se trata de una parálisis global, y eso incluye una falta de ideas en cuanto a creatividad, puede que porque como civilización hayamos llegado a una saturación.

No es ningún secreto que el aumento en las ventas de barras de labios está relacionado con la crisis. También es bien sabido, sobre todo por parte de publicistas y expertos en marketing que en estas épocas de incertidumbre triunfa lo retro. Por ello vivimos un regreso estilístico a las pasadas décadas: vestidos con estampados de flores, gafas de pasta, viejos valores morales y cupcakes de colores. Al parecer, produce sensación de seguridad volver al pasado.

¿No indica esto un retroceso en cuanto a la creatividad? Bueno, yo creo en el valor de la reutilización, y todo el mundo sabe que no hay nada nuevo bajo el sol, sólo modas que van por oleadas, que se van pero que están aquí de nuevo con un toque diferente. En este sentido, la creación de abalorios artesanales que puedan llegar a todo el mundo supone rescatar en cierto modo la vajilla de la abuela. Pero la gran Coco Chanel dejó claro que: “La moda pasa, pero el estilo permanece”. Cada abalorio tiene un estilo propio, y está esperando ser encontrado por la mano adecuada. Es cierto que la nueva colección tiene un aire vintage, gracias a sus alfileres y perlas, que le dan un toque clásico.

Respecto a mí, no me puedo quejar de crisis, las reinas magas me han tratado muy bien y me han hecho bastantes encargos. A todas ellas muchas gracias desde esta página. Mi propósito de año nuevo es seguir con este proyecto, esperando que la creatividad, más que el dinero, no me falte.

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Happy Xmas

Ah, la Navidad: esa época del año tan comercializada, los anuncios de juguetes y perfumes a todas horas, las sensibleras películas de sobremesa con final feliz, la iluminación de las calles, las comidas familiares, los propósitos de Año Nuevo que luego quedan descartados. Como en el mito del Eterno Retorno, las Pascuas vuelven con lo bueno y con lo malo, con la publicidad que se nos impone desde un mes atrás y también con un momento de sosiego para reflexionar sobre todo lo ocurrido en nuestras vidas hasta esta fecha de cierre.

No quiero entrar en el debate sobre si se ha perdido el espíritu de la Navidad, si es que alguna vez existió. Cualquier época es buena para desear lo mejor a alguien y también para no cumplir con las tradiciones. En todo caso, si no sois de la cuerda de Scrooge y aún disfrutáis de las cosas sencillas como decorar el árbol y comprar o elaborar un regalo para una persona especial, disfrutaréis más de estos abalorios que a otros parecerán simples paparruchas.

En “A tu capricho” quiero demostrar que celebrar la Navidad no es cosa de derroches, y que se pueden hacer pendientes tan adecuados y sencillos como éstos.

Con 30 entradas ya en el blog y 2.000 visitas, sólo puedo estar agradecida a los visitantes que deciden echar una ojeada a mis abalorios. Éste ha sido uno de mis mejores regalos. A todos os deseo una feliz y vanidosa Navidad.

Y para ponernos a tono, “Happy Xmas (War Is Over)”, de John Lennon: http://bit.ly/bbGFAM 

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Memento mori

Después de estar liada con cuestiones varias, por fin he sacado tiempo para mis abalorios. He llegado tarde a Halloween, al Día de los Muertos mexicano y al de Todos los Santos, pero la verdad es que cualquier momento es bueno para lucir unas sonrientes calaveras, como las de los pendientes “Skulls”.

La calavera me parece un motivo muy estético, al margen de las connotaciones que pueda tener. Además, siempre me gustó el estilo gótico, por lo que he pretendido hacerle un humilde homenaje con estos tenebrosos a la par que simpáticos pendientes.

Desde que surgió en la década de los 80, la subcultura gótica ha ido evolucionando, tanto en maneras de vestir como en música.  Uno puede encontrar adolescentes neovictorianas, con sus corsés y guantes de encaje, leyendo cuentos de Poe, o amantes de la variante cybergoth, con rastas de colores fluorescentes y gafas cyberpunk. Pero por debajo de los tópicos no hace falta estar atado a la moda para disfrutar de lo que ofrece esta tribu urbana, tan variada y compleja tras la fachada.

Como colofón, un clásico de Bauhaus, Bela Lugosi’s Dead, canción que apareció en la secuencia inicial de El ansia (Tony Scott, 1983), donde Catherine Deneuve interpretaba a una elegante vampira, acompañada en sus cacerías por David Bowie: http://bit.ly/qBdoey.

También en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Hic svnt dracones

“A partir de aquí, monstruos”. Con esta expresión latina denominaban los antiguos toda aquella porción terrestre o marina desconocida y no cartografiada, que quedaba lejos del mundo cotidiano, palpable y regido por un orden. Para sus mentes, todo terreno ignoto debía de ser un lugar inhóspito, caótico, monstruoso.

Para el colectivo occidental, la figura del dragón y la serpiente, que están emparentadas, tienen un simbolismo ambiguo. Los sumerios explicaron a través del mito de Gilgamesh que la serpiente  aprovechó el despiste del héroe para devorar la planta de la inmortalidad que había obtenido del fondo del mar, lo que frustró sus planes y concedió al reptil el poder de regenerarse mudando de piel. Para el pueblo judío, era sin lugar a dudas el símbolo del engaño, al conseguir que Adán y Eva comieran del fruto prohibido y fuesen expulsados del Edén.

Una serpiente custodiaba el árbol del Jardín de las Hespérides de la mitología griega, que producía doradas manzanas que otorgaban la vida eterna, lo que parece una idea muy común en culturas diferentes. Otra, Nidhogg, roía las raíces del fresno Yggdrassil en la nórdica. El caduceo de Esculapio y el moderno símbolo de la medicina contienen ofidios.

Las serpientes y los dragones, por tanto, siempre han estado ligados a todo lo que es oscuro, subterráneo, oculto. Son los guardianes del conocimiento, contra los que tiene que luchar el héroe de distintos mitos para hacerse con éste, y el símbolo de la inmortalidad, el cambio y todo lo que es cíclico. Pueden envenenar o reducir algo a cenizas, pero también son capaces de proporcionar la cura y ofrecer sabiduría.

Teniendo en cuenta que “sólo se tiene miedo de lo que no se comprende”, como decía el escritor ruso Turguenev, no es de extrañar que los primeros geógrafos ocuparan el vacío de sus mapas con criaturas legendarias a las que tomaban por superiores al hombre, habitantes de mundos sumidos en las tinieblas y la impiedad.

Dado que soy una gran admiradora de la figura del dragón, he realizado este broche y colgante para hacer su figura, aunque majestuosa como siempre, más cercana. No todos los monstruos son malvados. Y más de uno custodia un tesoro como estos abalorios.

También en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com