Archivo de la etiqueta: alambrismo

Work in progress

El trabajo está en progreso y hay progreso en el trabajo, para convertir platos de la abuela, viejas fuentes encontradas en rastros y tazas de bazares chinos en pendientes, anillos, colgantes y muchas cosas más.

Mientras tanto, podéis seguir conectados por Twitter (@Atucapricho) o por la página de “A tu capricho” en Facebook.

¡Gracias por vuestras visitas!

Más en Flickr.

***

Pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Omnia vanitas

Ayer tuve que explicar a alguien qué entendía por vanidad. La definición clásica del término le da connotaciones negativas al mismo: “1. Cualidad de vano. 2. Arrogancia, presunción, envanecimiento. 3. Caducidad de las cosas de este mundo” (RAE). Es decir, se refiere a todos aquellos placeres materiales, desprovistos de un sentido más espiritual y no duraderos.

Se presentaba al vanidoso como alguien carente de virtud, demasiado aferrado a las cosas mundanas, no sólo riquezas y adornos, sino también logros como la ciencia, la literatura y las artes. Es decir, todo lo que provenía del hombre y lo ataba a esta realidad. Los pintores encontraron en la vanitas un tema muy adecuado para hablar del paso del tiempo y la decadencia, utilizando el simbolismo de los bodegones: entre libros y tratados, armas, joyas y espejos siempre aparece un cráneo para señalar lo inevitable.

Sin embargo, el deseo de adornarse y de presentar un aspecto estético y agradable es propio del ser humano y común en muchas culturas, aunque el canon varíe de una a otra. Es innegable que la belleza es subjetiva, pero no podemos permanecer ajenos a la fascinación que nos produce. Existe incluso una rama de la filosofía dedicada a ella, la estética.

Para mí tener una cierta vanidad es importante. El deseo de capturar la belleza está con nosotros desde que nuestros antepasados pintaban en el interior de las cavernas y llevaban al cuello collares con dientes de animales pulidos. ¿Por qué no hacer de la coquetería una cualidad positiva que nos alegra el día a día?

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

El mito de Eostre

Eostre era la diosa de la fertilidad en la tradición germánica y anglosajona según algunas fuentes. Su festividad tenía lugar el 21 de marzo, es decir, en el equinoccio de primavera. Esta celebración suponía un renacimiento de la vida allí donde meses atrás había reinado el frío de las nieves y la aridez. Aún hoy en día, ciertas religiones neopaganas la veneran, y existe un cierto debate no aclarado sobre la veracidad de su veneración en el mundo antiguo, pues hay quienes afirman, al carecer de fuentes como eddas o poemas en su honor, que se trata de un mito moderno, como el héroe celta Fionn mac Cumhaill.

A Eostre se la asociaba con los huevos y los conejos (símbolo de fertilidad que ha llegado hasta nuestros días en forma de dulce), así como las flores. ¿Qué mejor signo de la nueva vida que trae la primavera que las flores? También los griegos tenían su mito acerca del porqué de esta estación del año. Para ellos era Deméter, diosa de las cosechas y la vegetación, quien, abatida por la pérdida de su hija Koré (secuestrada por Hades, dios de los infiernos, y rebautizada como Perséfone) desatendía sus labores mientras la buscaba, lo que impedía que la tierra fuese fértil. Sólo cuando finalmente la recuperó permitió que volvieran los brotes y germinasen las semillas.

Los motivos de las flores han sido la inspiración de esta nueva colección, tan colorida y desenfadada como la primavera misma.

Las flores tienen múltiples usos sociales: las lleva la novia en las bodas tradicionales, y también acompañan al difunto en forma de coronas. Frente a las naturales, las de A tu capricho tienen la ventaja de no marchitarse y lucir siempre como el primer día.

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Sublimación

Lo confieso: he experimentado un caso de sublimación.

En el psicoanálisis freudiano, la sublimación aludía al hecho de dirigir un deseo que no puede satisfacerse hacia una actividad más elevada y en ocasiones menos censurable. Es decir, se trata de un mecanismo de compensación para esquivar la frustración y alcanzar la felicidad, a un nivel menos elemental. Freud afirmaba que la sublimación era la base de la civilización, del arte, la ciencia o la religión, entre otras cosas.

Desconozco cuánto pueden estar de desfasadas las ideas del vienés hoy en día, pero como decía no puedo evitar traer a la memoria lo poco que conozco en realidad de su obra para hablar de este caso.

Tenía planeada una ruta por tierras asturianas para estas vacaciones, para degustar, entre otras cosas, la sidra y el arte prerrománico. Al final no pudo ser, y pese a que no puedo quejarme de la escapada, se me quedó la espinita clavada.

Como método de compensación, y con el prerrománico en mente, llegué a las cruces después de trastear con las cerámicas.

Debe de haber sido un deseo muy fuerte el mío, porque al final, pese a no apreciar la estética de este símbolo, me ha dado bastante fuerte por el tema, y durante los días de reposo he hecho cosas como ésta:

¡Espero que para la próxima escapada las circunstancias me sean propicias para visitar Asturias!

Y para el que quiera ver más diseños, en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Nostalgia

“Teddy también me habló de crear un vínculo con el producto: la nostalgia. Es delicado pero potente. Teddy me dijo que, en griego, ‘Nostalgia’ significa el dolor de una vieja herida. Es un dolor de corazón, mucho más intenso que un recuerdo”.

 Mad Men

Don Draper, el aparentemente triunfador publicista de esta serie de ficción, se refería con estas palabras a una emoción que todos hemos experimentado alguna vez: el anhelo de volver a un tiempo pasado que, aparentemente, fue mejor. Para unos puede ser una infancia idealizada, para otros un amor que fracasó, y hay quienes lo dirigen a un país o lugar en concreto donde fueron felices durante su tiempo de estancia.

Si no nos dejamos desbordar por ella, la nostalgia puede ser un vehículo perfecto para viajar por nuestras memorias. Se parece un poco a abrir un viejo libro y releer esas frases que antes nos resultaron novedosas, pero que ya forman parte de nosotros mismos.

Sin embargo, no hay que dejarse atrapar por esta emoción, que puede ser tramposa. Después de todo, vivimos en el presente, y muchas veces ese pasado perfecto no es más que una idealización por el miedo al futuro y los cambios.

La cerámica es un material que apela mucho a la nostalgia y habla de tiempos pasados, por eso me gusta trabajar con ella y traer los buenos recuerdos que parece sugerir al presente.

Image

Image

Image

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Inspiración

Ya he hablado anteriormente de cómo las pequeñas cosas pueden embellecer la vida e incluso endulzar algunas amarguras que a veces nos presenta. Supongo que la creatividad puede ser también un consuelo en esas ocasiones, aunque a veces demasiado análisis no hace sino cargar las tintas en el lado oscuro de la existencia.

Puede haber también un arte ornamental, superficial si se quiere llamarlo así, porque en apariencia está más ocupado de las formas que de los mensajes. Pero ese arte que alegra la vida puede resultar balsámico y reconciliador.

El escapismo es una herramienta a la que la mente humana recurre para evadirse de una situación incómoda, aburrida o triste. Hasta hace poco, se creía que soñar despierto podía llegar a ser una patología, pero hoy en día se valora esta habilidad del cerebro para divagar, que puede llegar a influir en la creatividad.

Aquí presento la nueva colección, “Space”, en espera de que pueda animar, aunque sea un poco, a algún lector en búsqueda de distracción y coquetería.

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Crisis? What crisis?

Para muchos, el año nuevo que ha empezado es sinónimo de crisis, especialmente la económica. Sin embargo, la famosa crisis que nos rodea como una niebla, y que no alcanzamos a comprender por muchos datos y porcentajes que se nos ofrezcan, es en mi opinión algo que va más allá de la avaricia y la especulación. Se trata de una parálisis global, y eso incluye una falta de ideas en cuanto a creatividad, puede que porque como civilización hayamos llegado a una saturación.

No es ningún secreto que el aumento en las ventas de barras de labios está relacionado con la crisis. También es bien sabido, sobre todo por parte de publicistas y expertos en marketing que en estas épocas de incertidumbre triunfa lo retro. Por ello vivimos un regreso estilístico a las pasadas décadas: vestidos con estampados de flores, gafas de pasta, viejos valores morales y cupcakes de colores. Al parecer, produce sensación de seguridad volver al pasado.

¿No indica esto un retroceso en cuanto a la creatividad? Bueno, yo creo en el valor de la reutilización, y todo el mundo sabe que no hay nada nuevo bajo el sol, sólo modas que van por oleadas, que se van pero que están aquí de nuevo con un toque diferente. En este sentido, la creación de abalorios artesanales que puedan llegar a todo el mundo supone rescatar en cierto modo la vajilla de la abuela. Pero la gran Coco Chanel dejó claro que: “La moda pasa, pero el estilo permanece”. Cada abalorio tiene un estilo propio, y está esperando ser encontrado por la mano adecuada. Es cierto que la nueva colección tiene un aire vintage, gracias a sus alfileres y perlas, que le dan un toque clásico.

Respecto a mí, no me puedo quejar de crisis, las reinas magas me han tratado muy bien y me han hecho bastantes encargos. A todas ellas muchas gracias desde esta página. Mi propósito de año nuevo es seguir con este proyecto, esperando que la creatividad, más que el dinero, no me falte.

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com