Archivo de la etiqueta: floral

Porcelana de Macao

En el siglo XVI, los portugueses llegaron a la ciudad china de Macao, después de haberse establecido ya en Goa y Malaca. Después de algunas tiranteces entre los funcionarios chinos y los comerciantes europeos, finalmente se permitió a estos últimos fondear en Haojingao (nombre original de Macao). La ciudad prosperó y se convirtió en una base de operaciones entre Portugal y sus distintas colonias asiáticas en India, China del Sur, Japón y el sudeste asiático. No fue hasta 1999 cuando el poder administrativo de Macao pasó a manos de la República Popular de China.

Sin duda, uno de los productos más conocidos y deseados de esta ciudad es su renombrada porcelana, conocida por su delicadeza y artesanía, y por estar cada pieza pintada a mano. Abundan los motivos florales y animales, pero también escenas de la corte.

¿Cómo se distingue la porcelana de Macao? En el reverso de cada plato o taza debe aparecer un sello con caracteres chinos o una indicación de su origen, como la leyenda “Fabricado em Macau”.

Si estáis interesados en adquirir alguna pieza de porcelana, ofrezco dos platos en buen estado, perfectos para dar un toque vintage y exótico a cualquier hogar.

El primero muestra una escena cortesana, acompañada por dibujos de flores en rosa y verde.

P1070073

 

P1070074

 

Se puede encontrar aquí:

 

http://www.segundamano.es/guipuzcoa/plato-antiguo-porcelana-de-macao/a67807651/?ca=0_s&c=32

 

El segundo plato tiene 5 gallos dibujados entre motivos florales y geométricos.

P1070075

 

P1070076

 

Y se puede encontrar aquí:

http://www.segundamano.es/guipuzcoa/plato-antiguo-porcelana-de-macao-5-gallos/a67807908/?ca=0_s&c=32

 

Tanto si sois coleccionistas entusiastas de porcelana como si os queréis iniciar en el mundillo, las piezas de Macao son siempre una buena opción.

 ***

http://es.dawanda.com/shop/Atucapricho

 

Rosa del Mundo

fair rosamund

 

Siempre me han gustado los cuadros de la Hermandad Prerrafaelita, y de entre todos sus pintores, los de John William Waterhouse (1849-1917). Aunque todos los artistas que formaban este movimiento decimonónico tenían unos temas comunes (mujeres legendarias, historias de caballería, erotismo, espiritualidad), Waterhouse siempre me pareció el perfecto ilustrador de muchos mitos y leyendas que había conocido de niña, por lo que pronto se convirtió en mi favorito.

Una de aquellas mujeres idealizadas sobre el lienzo, esta vez una figura legendaria, es Rosamund Clifford (1150-1176), “la Bella Rosamund”, cuyo nombre deriva del latín y significa “Rosa del Mundo”. Pocos datos nos han dejado las crónicas de esta belleza, lo que hizo que su fama aumentase gracias al misterio y la imaginación de las gentes. Sí se sabe que fue amante del rey Enrique II de Inglaterra, quien a su vez estaba casado con otra mujer sobre la que se han escrito ríos de tinta, Leonor de Aquitania.

Mientras que Leonor de Aquitania era una mujer de carácter, asertiva y adelantada a su tiempo, Rosamund encajaba mejor con el ideal femenino de la época, y se la describía como una persona discreta y dulce. Pese a que hoy en día quizá podamos encontrar más admirable a la reina Leonor, durante siglos se veneró la imagen popular que había surgido de Rosamund, hasta el punto de que durante la Época Isabelina se llegó a creer que la reina había quitado de en medio a la bella concubina recurriendo al veneno; una historia falsa, aunque la realidad no deja de tener su punto trágico, ya que murió a la edad de 26 años, después de haberse retirado al convento de Godstow. Aunque sus restos fueron enterrados cerca del coro de la iglesia de Godstow, convirtiéndose en un lugar de culto, el obispo de Lincoln ordenó años más tarde desenterrarlos para que los sepultasen fuera, llamándola “ramera” y lamentando que las mujeres cristianas venerasen tan mal ejemplo para ellas.

Otra leyenda afirmaba que el rey Enrique II había mandado construir un jardín laberíntico para ella, el Arco de Rosamund, derruido al construirse el Palacio de Blenheim.

Leonor de Aquitania es uno de mis personajes históricos favoritos, pero la idealizada Rosamund, pintada por la mano de Waterhouse, merecía una mención. Es por ello que no he podido evitar darle su nombre a este colgante y estos pendientes, con la imagen de la flor que le da su nombre, como no puede ser menos.

Espero que os haya fascinado la leyenda de esta rosa inglesa tanto como a mí.

pendientes rosas 3

colgante 3

Podéis encontrarlos aquí y aquí.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

Dobles parejas

No todo lo encontrado en el rastro fue una figurita de Liebermann. La última compra dio mucho de sí; terminé acumulando al menos una docena de platos de diferentes diseños y tamaños, lo que me hace reflexionar sobre aquello de que los desperdicios de una persona pueden ser el tesoro de otra.

doblepareja4

 

Es increíble la variedad de colores y dibujos que pueden ser aprovechados de un par de platos de cerámica, si se rompen de forma adecuada; platos que ya cumplieron con su cometido de recipiente para terminar abandonados en una nave industrial, acumulándose en torres.

doblepareja3

 

Con las herramientas adecuadas y un poco de ojo, es posible convertirlos en pequeñas joyas como estas.

doblepareja

 

 

Podéis disfrutar de estas dobles parejas en Flickr DaWanda.

***

Contacto: abalorios@atucapricho.es

Aquellas pequeñas cosas

De esta época del año me gustan los adornos navideños, las largas tardes leyendo mientras cae el sol y las pruebas de las nuevas piezas de bisutería al calor del hogar. Es entonces cuando parece que los platos viejos cobran vida, un poco a la manera del monstruo de Frankenstein, tras haber despedazado la cerámica y haberla pulido y recombinado, hasta crear un nuevo objeto para su lucimiento.

Después de los anillos, pendientes, colgantes, camafeos, broches y hasta gemelos para camisas, llega el turno de las pulseras de cerámica reciclada, en una colección de cosas pequeñas en apariencia, pero de gran valor estético y sentimental para alegrar estos días fríos y nublados.

 

pulsera mantel
pulsera blanca2

pulsera tulipan

Más en Flickr.

***

Pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

 

 

El espectro de la rosa

“Levanta el párpado cerrado
que acaricia un sueño virginal;
yo soy el espectro de una rosa
que llevabas ayer en el baile.

Me tomaste aún perlada
de los llantos de plata de la regadera,
y entre la fiesta estrellada
me paseaste toda la noche.

Oh tú, que de mi muerte fuiste causa,
sin que puedas ahuyentarlo,
todas las noches mi espectro rosa
a tu cabecera vendrá a bailar.

Pero no temas nada, yo no reclamo
ni misa ni De Profundis;
este ligero perfume es mi alma,
y vengo del Paraíso.

Mi destino fue digno de envidia,
y por tener una suerte tan hermosa
más de uno habría dado su vida,
pues en tu seno tengo mi tumba.

Y sobre el alabastro donde reposo
un poeta con un beso
escribió: aquí yace una rosa
que todos los reyes envidiarán”.

T.Gautier, Después del baile

L’espectre de la rose, basado en el poema, compuesto por Berlioz e interpretado por Janet Baker:

http://www.youtube.com/watch?v=kJzvqX_phcE

Más en Flickr.

***

Pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Tulipomanía

En el siglo XVII, durante la llamada “tulipomanía”, estas plantas importadas de la Península de Anatolia (Turquía) y Asia Central causaron verdaderos estragos financieros al ser objeto de la especulación financiera. Se llegó a crear una burbuja con su posterior crisis económica en los Países Bajos, donde la gente estaba dispuesta a endeudarse y vender sus posesiones más preciadas por conseguir los bulbos de los tulipanes más llamativos, que florecían dos semanas al año, tal era la pasión de los holandeses por esta planta.

En “A tu capricho” disfrutar de la belleza de los tulipanes, gracias a una taza de cerámica reciclada, tiene el valor de una floración permanente en forma de coquetas piezas de bisutería.

Más en Flickr.

***

Pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

La opaca llama del deseo

“Amo tus ojos, mi amor.
Su fuego espléndido, resplandeciente.

Cuando los abres de pronto
para lanzar una repentina e insinuante mirada,
como un relámpago brillando en el cielo.
Pero hay un encanto mayor todavía:

Cuando se cierran los ojos de mi amor,
cuando todo se enciende por el beso de la pasión
y a través de las pestañas cerradas,
veo la opaca llama del deseo”.

F. Tyutchev, La opaca llama del deseo

Colgante “Poème III”.

Más en Flickr.

***

Pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Lo que la primavera hace con los cerezos

“Cuánto te habrá dolido acostumbrarte a mí,
a mi alma sola y salvaje, a mi nombre que todos ahuyentan.
Hemos visto arder tantas veces el lucero besándonos los ojos
y sobre nuestras cabezas destorcerse los crepúsculos en abanicos girantes.

Mis palabras llovieron sobre ti acariciándote.
Amé desde hace tiempo tu cuerpo de nácar soleado.
Hasta te creo dueña del universo.
Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras y cestas silvestres de besos.

Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos”.

Fragmento del Poema XIV, de Pablo Neruda

Colgante “Poème II”.

Más en Flickr.

***

Pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Nadie, ni siquiera la lluvia


“En algún lugar al que nunca he viajado,
felizmente más allá de toda experiencia,
tus ojos tienen su silencio:
en tu gesto más frágil hay cosas que me rodean
o que no puedo tocar porque están demasiado cerca.

Con sólo mirarme me liberas.
Aunque yo me haya cerrado como un puño,
siempre abres pétalo tras pétalo mi ser,
como la primavera abre
(con un toque diestro, misterioso) su primera rosa.

O si deseas cerrarme, yo y
mi vida nos cerraremos muy bella, súbitamente,
como cuando el corazón de esta flor imagina
la nieve cayendo cuidadosa por doquier.

Nada que hayamos de percibir en este mundo iguala
la fuerza de tu intensa fragilidad, cuya textura
me somete con el color de sus campos,
retornando a la muerte y la eternidad con cada aliento.

(Ignoro cuál es tu destreza para abrir y cerrar;
solamente algo en mí comprende
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas).

Nadie, ni siquiera la lluvia, tiene manos tan pequeñas”.

e.e. cummings

Colgante “Poème”.

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com

Omnia vanitas

Ayer tuve que explicar a alguien qué entendía por vanidad. La definición clásica del término le da connotaciones negativas al mismo: “1. Cualidad de vano. 2. Arrogancia, presunción, envanecimiento. 3. Caducidad de las cosas de este mundo” (RAE). Es decir, se refiere a todos aquellos placeres materiales, desprovistos de un sentido más espiritual y no duraderos.

Se presentaba al vanidoso como alguien carente de virtud, demasiado aferrado a las cosas mundanas, no sólo riquezas y adornos, sino también logros como la ciencia, la literatura y las artes. Es decir, todo lo que provenía del hombre y lo ataba a esta realidad. Los pintores encontraron en la vanitas un tema muy adecuado para hablar del paso del tiempo y la decadencia, utilizando el simbolismo de los bodegones: entre libros y tratados, armas, joyas y espejos siempre aparece un cráneo para señalar lo inevitable.

Sin embargo, el deseo de adornarse y de presentar un aspecto estético y agradable es propio del ser humano y común en muchas culturas, aunque el canon varíe de una a otra. Es innegable que la belleza es subjetiva, pero no podemos permanecer ajenos a la fascinación que nos produce. Existe incluso una rama de la filosofía dedicada a ella, la estética.

Para mí tener una cierta vanidad es importante. El deseo de capturar la belleza está con nosotros desde que nuestros antepasados pintaban en el interior de las cavernas y llevaban al cuello collares con dientes de animales pulidos. ¿Por qué no hacer de la coquetería una cualidad positiva que nos alegra el día a día?

Más en Flickr.

***

Para pedidos: abalorios.capricho@gmail.com